El mundo nunca es suficiente

El mundo nunca es suficiente. Jugaba el Efesé contra el Rayo Vallecano, entonces entrenado por Pepe Mel. Y con la ayuda de Sagüés Oscoz, el señor de negro (o de amarillo fluorescente, o de naranja mandarina, o de cualquier otro color con que visten ahora los árbitros, colores salidos de las delirantes fantasías de Ágata Ruiz de la Prada), pasaron por encima de nosotros.

Un penalti, tres expulsados, varias tarjetas amarillas… resultado final Rayo 5 – FC Cartagena 1.

Sin embargo, sin embargo… Pepe Mel, al final del partido, todavía tuvo quejas del tratamiento arbitral. Todavía quería más. No tuvo bastante con eso. Por eso hice este fotomontaje. Este hombre habría sido el intérprete ideal para la película de James BondEl mundo nunca es suficiente.

 El-mundo-nunca-es-suficiente

Para Pepe Mel nada era suficiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .