El cupón de la ONCE en Cartagena

Terminaciones de los juegos de azar. Dibujar los iconos de las terminaciones de los juegos de azar (ONCE, Lotería, Casa del Niño, etc.) fue otro encargo que recibí hace mucho tiempo. Esos dibujos han tenido mucha historia. Los primeros fueron éstos, en blanco y negro. Siento la mala calidad de la imagen, pero lo único que conservo de entonces es una mala fotocopia.

Cupones-primitivos

Primeras terminaciones cupones ONCE que dibujé

 

Estas terminaciones tuvieron un éxito que yo no esperaba, y empezaron a circular y a tener reproducciones por diferentes administraciones lotería y vendedores del cupón de la ONCE que circularon por toda Cartagena. Han llegado a mí, a lo largo de los años, diferentes versiones de mi dibujo de esas terminaciones, alteradas o adulteradas, por alguien. Una de dichas adulteraciones, lamentable, es la que se reproduce a continuación, con cambios en algunos dibujos que eran totalmente innecesarios ya que no aportaron nada, al contrario, creo que los empeoraron bastante.

Cupones-adulterados

Cupones adulterados

Otros cambios fueron incluso de agradecer, ya que se limitaron a colorearlos pero respetando los dibujos originales, dando más luz y alegría al pequeño folleto publicitario que se repartía por los vendedores del cupón de la ONCE y las administraciones de lotería entre sus cliente.

Cupones-primitivos-coloreados

Cupones primitivos coloreados.

 

Las terminaciones de los juegos de azar en Cartagena y en otros lugares

Representar y conocer cada número con una figura o icono, del 1 al 100, en los juegos de azar como la ONCE o la lotería, entre la gente de la calle es algo muy extendido a lo largo de nuestra geografía y más allá del charco incluso. He encontrado esta costumbre incluso en México. Y varían de un lugar a otro. En mi ciudad, Cartagena, aunque con alguna disidencia incluso en la misma localidad, las terminaciones aceptadas mayoritariamente son: 01 – El Galán; 02 – El Sol; 03 – El Niño; 04 – La Cama; 05 – La Pincha; 06 – El Corazón; 07 – La Luna; 08 – La Dama; 09 – El Arpa; 10 – La Rosa; 11 – Los Claveles; 12 – La Talega; 13 – San Antonio; 14 – Las Cerezas; 15 – La Uva; 16 – La Virgen del Carmen; 17 – El Navío; 18 – El Ramillete; 19 – San José; 20 – España; 21 – El Viaje a Francia; 22 – La Manzana; 23 – El Melón; 24 – La Galera; 25 – El Cañón; 26 – El Pollo; 27 – La Pajarita; 28 – El Viaje a Alicante; 29 – El Viaje a Aragón; 30 – El León; 31 – El Caballo; 32 – La Bomba; 33 – La Torre; 34 – El Pato; 35 – El Fuego; 36 – La Sala; 37 – Espada y Daga; 38 – El Perro; 39 – El Toro; 40 – La Campana; 41 – El Negro; 42 – La Estrella; 43 – La Corona; 44 – El Escapulario; 45 – El Tambor; 46 – El sombrero; 47 – El Mundo; 48 – La Negra; 49 – La Breva; 50 – El Cartucho; 51 – La Cabra; 52 – El Tomate; 53 – El Pimiento; 54 – El Cólera; 55 – Los Gallegos; 56 – La Lechuga; 57 – La Zanahoria; 58 – El Limón; 59 – El Canario; 60 – La Abuela; 61 – La Pipa; 62 – El Piojo; 63 – El Arroz; 64 – La Casa; 65 – La Pelea; 66 – Las Monjas; 67 – El Fraile; 68 – El Rosario; 69 – La Mudanza; 70 – El Albaricoque; 71 – El Maestro de Escuela; 72 – El Higo; 73 – El Conejo; 74 – La Escalera; 75 – El Gato; 76 – El Agua; 77 – Las Banderas; 78 – El Escarabajo; 79 – El Cerdo; 80 – La Lavandera; 81 – El Matrimonio; 82 – El Orinal (o el Jarrico); 83 – La Dama y el Niño; 84 – El Casamiento; 85 – La Palmera; 86 – La Mierda; 87 – El Pescao; 88 – Las Mamellas; 89 – La Parrala; 90 – El Abuelo; 91 – El Borracho; 92 – El Palomo; 93 – La Revolución; 94 – La Rata; 95 – El Pavo; 96 – El Parque; 97 – La Gallina; 98 – El borrego; 99 – Los Cabrones (aunque los políticamente correctos prefieren decir Los Caracoles) y el 00 – La Muerte. Como dije, he encontrado variaciones de estos iconos a lo largo del territorio nacional, en Granada, en Alicante, etc. etc. A continuación reproduzco una de esas variaciones de las terminaciones de juegos de azar, que ahora no recuerdo dónde la encontré.

cupones-de-otros-lugares

Terminaciones de otros lugares.

La nueva versión, más cartagenera que nunca

Ha transcurrido el tiempo y decidí renovar aquel trabajo, pero haciéndolo aún más cartagenero que antes. En esta versión, además, me ayudó mi hijo, que dibujó algunas de las caricaturas que se incluyen: Felipe de Borbón para El Galán, Letizia Ortiz para La Dama y Pamela Anderson para Las Mamellas. Además de la renovación de todos los dibujos, la “cartagenerización” consistió en convertir El Niño en El Icue, El Melón en un Melón de Torre Pacheco, La Torre en la Torre Ciega; El Pato tiene como fondo El Castillo de los Patos; El Fuego es el escudo del Parque de Bomberos de Cartagena; Espada y Daga son la falcata cartaginesa y la gladius romana (por Cartagineses y Romanos, claro); El Escapulario es de la Virgen de la Caridad; El Tambor es el de la Semana Santa de Cartagena; La Casa es la Asamblea Regional; Las Banderas son las de la provincia de Cartagena y la del Efesé; La Dama y el Niño son la Virgen del Rosell y su hijo; La Revolución es el incendio de la Asamblea Regional y el Parque es el Parque de Los Juncos.

cupones-once

La nueva versión

Anuncios

Cartagena provincia

Cartagena provincia. Dibujé este plano-guía turístico entre 1998 y 1999 y lo inscribí en el registro de la Propiedad, es decir, que tiene copyright :)

 Provincia-de-Cartagena-A4

Hipotética provincia de Cartagena

 Tenía una intención lúdica y comercial. De hecho se reprodujo en distintos formatos y se vendió en las tiendas del Grupo D’Costa. Recogía las principales especialidades turísticas, gastronómicas, típicas, populares, etc. de los diferentes puntos de un área que se corresponde aproximadamente con la comarca o campo de Cartagena. Era simplemente eso. Sin embargo, sin embargo…

Sigue leyendo

Quema de Judas – Cartel

Quema de Judas – Semana Santa 1991

El cartel de la Quema de Judas para la Semana Santa de Cartagena de 1991 lo hice por encargo de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Cartagena.

  Sigue leyendo

Cartel de Marchapanda

cartel-marchapanda-2013

El 28 de Abril de 2013 se celebró una nueva edición de Marchapanda, simpática la prueba deportivo-festivo-popular que organiza Apanda y que este año tuvo una participación de más de diez mil marchadores, con el mérito adicional de hacerlo bajo un diluvio.

Mi cartel Marchapanda

Cuando vi el cartel anunciador de este año me acordé del concurso de 1994, en el cual participé (y no gané), aunque en aquella ocasión me quedé muy satisfecho de mi trabajo.

Cartel-Marchapanda-94

Mi cartel para Marchapanda 94

Guardar

El callejón de Bretau

El Callejón de Bretau es una calle muy especial de Cartagena, por su casticismo, por ser tan recoleta, por estar en el casco antiguo, con lo que ello conlleva de historia y tradición… y, por supuesto, porque es una calle muy especial para los marrajos. Tan especial que fue el nombre que se dio a una pequeña revista marraja, hecha con mucho esfuerzo y mucha ilusión pero de corta vida.

Revista-El-Callejón-de-Bretau-Diciembre-1990-1

Portada del nº 2

Ya lo decía nuestro filósofo José Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”. Y como las circunstancias mandan mucho a veces, yo, que soy californio de nacimiento y sentimiento, resulta que fui el director de El Callejón de Bretau.

Bueno, era el director y el botones, el fotógrafo y el linotipista, el diseñador y… era casi de todo. Pero en realidad no era el director. El director de verdad era “mi circunstancia”. Y como no me gusta ostentar un cargo que realmente no tengo, lo dejé pronto. Era mucho el tiempo, esfuerzo y servidumbre que aquello requería de mí, y yo necesitaba aquellos recursos para dedicarlos al trabajo remunerado con el que sacar adelante a mi familia. No obstante, fue bonito mientras duró. Y aunque durante un tiempo fui “marrajo-californio” como explicaba en mi pequeño artículo, luego volví a ser californio solamente. Aunque, eso sí, la sangre que me corre por las venas es morada, claro.

Revista-El-Callejón-de-Bretau-Diciembre-1990-2

Corre por las venas

El Callejón de Bretau, revista informativa de la agrupación del Santo Enterramiento de Cristo (Marrajos) se publicó a finales de 1990.

Y después del verano… Cartagineses y Romanos.

Cartagineses y romanos fue una experiencia agradable para mí. Cuando se inició esta fiesta en 1990 yo trabajaba por aquellos años para la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Cartagena y participé en su lanzamiento.Antes de aquello yo había creado a un personaje-mascota para el Ayuntamiento, se llamó Aladrókal y era un cartaginés. Al principio, influido por las modas de entonces quizás, tenía un aspecto extraño (sobre todo los ojos) y un color raro, era amarillo, como los Simpsons. Aladrókal tuvo una presentación con su folleto y todo y participó en diferentes acciones municipales, como campañas contra el ruido, felicitaciones navideñas, decoración de carpetas y material de papelería, etc. Cuando cambió el partido de gobierno en el Ayuntamiento, todo aquello cambió, naturalmente. Como ocurre siempre en política, había que deshacer lo hecho por otros para volver a hacerlo, como el manto de Penélope. Aladrókal desapareció finalmente.

Cartaginés

Aladrókal

Antes de desaparecer, el personaje se normalizó un poco y el color de su piel se humanizó. Además le salieron compañeros, un romano y un moro, que no llegaron a tener nombre. El romano (¡que al principio era azul!) ayudó a Aladrókal a promocionar eventos, sobre todo las fiestas de Cartagineses y Romanos, claro. El moro, que estaba pensado para interactuar con las fiestas primas-hermanas de Moros y Cristianos, nunca llegó a desenvainar la cimitarra.  En aquella época, además de crear al persona, ideé dos eslóganes. Uno, para la ciudad era “Cartagena ¿dónde mejor?”, una frase que luego copió y utilizó comercialmente alguien. El otro eslógan, que aún se utiliza, es “Y después del verano, Cartagineses y Romanos”. También en aquella época, en una reunión surgió la idea de la pegatina para coches con las siglas CT por la provincia marítima. Eso sí que tuvo éxito y se extendió rápidamente. Todavía circula.

 

Pegatina-genérica-Aldrókal-1990

Pegatina promocional de Cartagena

En estas imágenes hay algunas de las cosas citadas.

Cartel Semana Santa Cartagena 1990

El Cartel Semana Santa ganador del concurso para la Semana Santa de Cartagena de 1990, titulado “Plenilunio”, fue obra mía.

Con el premio me compré mi primer ordenador personal

Ganador concurso carteles Semana Santa 1990

No tenía muchas esperanzas puestas en ganar porque otros carteles de los que me había quedado más satisfecho y habían participado en otros concursos no habían ganado, pero así son las cosas.  Con el premio me compré mi primer ordenador personal ¡un IBM nada menos! y empecé a descubrir ese instrumento diabólico del que hoy no puedo prescindir. El premio lo recibí en el Ayuntamiento del Alcalde de Cartagena en aquella época, el cantonal Antonio Vallejo Alberola.

Con el alcalde cantonal D. Antonio Vallejo

Presentación del cartel en el Ayuntamiento.

Sigue leyendo

Libros de Cartagena

He diseñado varias portadas de libros de Cartagena. Y casi todas han sido de Juan Mediano Durán, escritor, poeta y amigo. Y cartagenero, casi más que yo.

El primero en el que colaboré con él no fue portada, ni fue libro, ni fue ná. Porque aquello, Dios santo, eran un montón de folios grapados, escritos por él y otros tantos dibujados por mí, y con una reproducción penosa en fotocopias en blanco y negro; las de color no las habían inventado todavía. Para más recochineo, siendo como era todo en blanco y negro, el cuaderno -porque era un cuaderno poético- se llamaba “Colores de mi paleta”. Cada color, que había que imaginárselo porque todo eran grises, estaba dedicado a un aspecto de nuestra patria: Cartagena. Y así, el azul era a su mar, el gris a sus montes (sin leña), el ocre a sus campos…

Otro cartagenero insigne, José Zarco Avellaneda, nos hizo el favor de insertar una reseña sobre aquel cuaderno en la Hoja del Lunes del 9 de Marzo de 1981, poco después del Tejerazo.

 Colores-de-mi-paleta

Colores de mi paleta

Vinieron después otros libros de Cartagena, también de elaboración artesanal pero con encuadernación más decente, a los que también dibujé las portadas, y de los que no conservo ninguno. Y, posteriormente, ya sí, libros de verdad, editados en condiciones, a muchos de los cuales también dibujé las cubiertas, aunque no a todos ya que a los últimos, se ofreció a hacérselas el pintor cartagenero Rafael Puig y Juan Mediano aceptó el ofrecimiento para no saturarme a mí.

De los que hice y que aún conservo, porque otros los he perdido, ya que Juan es prolífico como un conejo puesto en cumplir, el primero fue “Cartageneros”. Una compilación de biografías de personajes ilustres de Cartagena, nacidos o afincados aquí. Desde el CroMagnon hasta nuestros días. En aquella portada firmé -y creo que es la única vez que lo he hecho- con las siglas JF, en lugar de usar todas las letras.

 Cartageneros

Cartageneros

  Después vinieron más libros de Cartagena que seguían siendo biografías: “Cartageneros 2″ y “Cartageneros 3″. En el 2 aparece mi abuelo, Enrique el Matachín, y en el 3, tuvo Juan Mediano la gentileza de incluirme a mí.

Otros fueron “Paisajes de Cartagena” “Perfiles cartageneros” y más que no recuerdo.

Carthagineses y Romanos Año I – Cartel

Tuve el honor de hacer el cartel de las primeras fiestas de Carthagineses y Romanos, aunque fuese de prisa y corriendo.

 Cartel-fiestas-año-I---1990

Primer año de Carhagineses y Romanos

 No pude conservar ningún ejemplar de ese trabajo y tuve que conformarme con rescatarlo después de la caja del video que se editó con imágenes de las fiestas por el Ayuntamiento de Cartagena.

 Otro cartel de buen recuerdo

 Después de aquellas prisas iniciales, el proceso se normalizó y los carteles se sacaron a concurso, como es más lógico. Uno de aquellos concurso de carteles de Carthagineses y Romanos, años más tarde, lo ganó una obra dibujada por mi hijo, de lo que me siento muy orgulloso. Lamentablemente no tengo ninguna imagen del mismo.

Semana de Cine Naval – Carteles

Participé en los concursos de carteles de la Semana Internacional de Cine Naval y del Mar de Cartagena en algunas ocasiones, pero no gané en ninguna ocasión.

 En la edición de 1983 concurrí con tres carteles. A mí me gustaba uno especialmente, el del drakkar vikingo; no sé si es porque el cartel era mejor que los otros dos que hice o porque siempre me han gustado mucho los drakkars que, por cierto, significan “dragones” pero que, en este caso, el dragón se había sustituido por una cámara de cine, con cuernos eso sí, aunque ya se sabe que los vikingos auténticos no los llevaban en sus casos y que eso es cosa de Hollywood.

 Cartel-Semana-Cine-Naval-1983-3

Drakar

Y estos fueron otros carteles.