¿Qué dice el escudo de Cartagena?

Para empezar, el escudo de armas oficial de la ciudad de Cartagena es el que se describe en la página de su Excmo. Ayuntamiento y dice así:

El ESCUDO de armas de la ciudad es de forma acaudada. Está constituido por un castillo en oro, con tres torres almenadas: la del centro un poco más elevada; las puertas y ventanas, clareadas de gules. La fortaleza se destaca en campo azul, levantada sobre peñas color piedra, batidas por las azules olas del mar. Su bordura, la componen ocho jaqueles: cuatro donde campea el castillo de oro, en campo de gules; y cuatro con león rampante de gules, sobre campo de plata. Timbra el blasón una corona mural.” También se explica allí que es el escudo que se usa desde 1929, propuesto por el archivero y cronista D. Federico Casal.

Aunque hubo otros previos, diferentes, y que también se recogen en la página, muy de pasada.

Sin embargo, esa explicación del Sr. Casal no es muy exhaustiva y deja muchos puntos al albur del artista que lo realice. Gules es el color rojo en heráldica, del mismo modo que azur es azul, sable es negro, oro es amarillo, plata es blanco y sinople es verde. Pero no todos los rojos son iguales, como dije en el color Cartagena, de hecho todos los colores tienen infinidad de de tonos.

Pero no es eso solamente. Los leones son de gules (rojo) y no púrpura como lo son en el escudo de España, bien. Pero ¿son uñados y lenguados? Uñados significa que tienen las uñas extendidas y lenguados, linguados o lampsados, que tienen la lengua fuera y de un color distinto al cuerpo. Ese es el caso también del escudo español.

De la bordura no indica el grosor de la misma; podría ser estrecha, ancha, media… Los castillos y los leones ¿han de estar siempre verticales o pueden adaptarse al trayecto de la bordura?

Hay más dudas. Por eso se ven tantas variaciones en los escudos de armas, no ya en el caso del de Cartagena sino en cualquiera. O se dan instrucciones muy precisas o cada uno lo interpretará a su modo.

Pero en el caso que nos ocupa, lo que más me preocupa (es un decir) a mí, es la corona. Se limita a decir “timbra el blasón una corona mural“. Bien, pero ¿de qué color? ¿oro, plata, o piedra, como sí dice de las rocas en que se asienta el castillo central? Y llegamos al punto más importante, a mi entender. Esa corona mural ¿es doble o sencilla? No es una pregunta absurda y se verá por qué.

Escudo de la ciudad de Cartagena, versión no idéntica a la oficial.

Una interpretación más del escudo de Cartagena.

He leído otras descripciones y representaciones del escudo de Cartagena que me parecen más acertadas, al menos en cuanto a la corona, que debería ser doble.

El cuerpo central es un castillo sobre las rocas batidas por las olas, indicando su fortaleza, tanto por tierra como por mar. Si recordamos cómo era la Cartagena antigua, una península rodeada de agua por todas partes menos por una, se entiende mejor.

C

La península donde se asentaba la ciudad antigua. Los griegos la llamaron Cherrosenizo o Querrosenizo, igual que a Peñíscola, por sus características físicas. Luego, el término Cherrosenizo quedó reservado a una sola de las cinco colinas, la del castillo de la Concepción.

La orla o bordura con las armas de Castilla (los castillos y los leones) se debe a que Cartagena fue durante un tiempo parte directa de Castilla; de hecho la llamaban “Portillo de Castilla” ya que por ella se asomaba el reino castellano al mar Mediterráneo. Cartagena pertenecía a Castilla directamente, sin feudatarios intermedios, eso indica la orla.

Y vamos con la corona. Requiere una explicación que los expertos en las Guerras Púnicas y los aficionados a las Fiestas de Cartagineses y Romanos, conocen muy bien. Los generales romanos otorgaban un premio, una distinción, al primer soldado que entrase en una ciudad de las que los romanos invadían. Ese premio era una corona mural (por la muralla que habían asaltado). El premio era único.

Cuando los romanos tomaron Qart Hadasht (Cartagena en época cartaginesa), Publio Cornelio Escipión, el genial estratega, dispuso que fuese atacada simultáneamente por tierra y por mar. De las tropas que atacaron por mar, el primero que entró en la ciudad fue el legionario Sexto Digicio, a las órdenes de Cayo Lelio. Y de las tropas atacantes por el istmo de tierra fue el centurión Quinto Trebelio, a las órdenes del propio Escipión. Ambos reclamaron el premio y ambos dijeron haber sido el primero.

Ante la imposibilidad de saber quién fue en realidad el primero en saltar la muralla y lo enconado de la disputa, Escipión dispuso que se otorgara una doble corona mural, fue un premio ex aequo. Ha sido la única ocasión en que se otorgó así. Y esa doble corona mural en el escudo indica la integración de Cartagena en Roma y el mundo romano.

Y eso es lo que dice el escudo de Cartagena.

Pero, repito, el escudo OFICIAL es el que utiliza el Ayuntamiento de la ciudad.

Ah, me olvidaba. También se le rodea con unas hojas de laurel y olivo y con la leyenda “Muy noble, muy leal y siempre heroica”. Pero eso está, idéntico o con alguna variante, en los escudos de Zaragoza, Sevilla, Bilbao, Tarifa, Mérida, Madrid, Santiago de los Caballeros, Sax, Requena, Jerez de la Frontero, Cádiz, Medina del Campo, Cuenca, Soria, Logroño, y un etcétera larguísimo. Y, la verdad, cuando lo llevan casi todas las ciudades, me dice muy poco.

El color Cartagena

Dicen que Sevilla tiene un color especial, y seguramente es así, no seré yo quien lo discuta.

Pero tampoco hay discusión en que Cartagena tiene también su color especial: el “color Cartagena” o “rojo Cartagena”. ¿Qué color es el rojo Cartagena? Pues el de su bandera.

Bandera de Cartagena, con el color “Rojo Cartagena”

Ya, -dirá el lector- pero… ¿qué rojo es ese? Ay, amigo, eso ya requiere una explicación más larga.

El rojo Cartagena pertenece a la familia de los carmesíes, los cuales no son pocos. Es un rojo oscuro, entre granate y púrpura. Pero empecemos por el principio, el carmesí es un rojo purpúreo o carmín muy vivo. Actualmente se le llama carmesí, pero ha pasado por otros nombres antiguos como cremesino o cármeso, y estos, a su vez, del árabe qarmazí, que significa “del color del quermes”.

¿Y qué es el quermes? Los quermes son insectos a los que les gusta zanganear por unos arbustos mediterráneos llamados Quercus coccifera. Los cuerpos secos de estos insectos se machacan y se obtiene un pigmento de color rojo vivo que se utiliza para teñir tejidos.​

Kermes Vermillio

Aunque me exprese en presente, esto era algo habitual antiguamente. No sé si actualmente todavía se hace, supongo que los tintes se obtendrán por procesos químicos. Lo que sí sé es que este proceso antiguo resultaba muy caro por la cantidad de insectos necesarios para obtener litros de tinte. Debido a eso no estaba al alcance de cualquiera y eran reyes, cardenales, gente importante, la que podía permitirse estas telas.

No era un caso único el del quermes. Por ejemplo, de la grana cochinilla, otro insecto parásito del nopal se obtenía otro rojo carmín que, combinado con otros productos ácidos como el limón, cambiaba a otros tonos rojos, y si se mezclaba con productos alcalinas se tornaba morado o púrpura.

Cualquier tela de color rojo vivo o escarlata puede considerarse carmesí. Entonces, si hay tantos colores de la misma familia: escarlata, granate, bermellón, morado, púrpura… ¿cuál es el carmesí que nos ocupa? ​

He recogido aquí algunos pocos ejemplos de carmesíes, entre ellos el Cartagena. Pero hay muchos más

Isaac Newton dijo que había 7 colores, aquellos en que se descomponía la luz blanca; pero en realidad hay cientos de miles, otros hablan de millones y algunos dicen que infinitos. Sin irnos tan lejos, el sistema Pantone tiene registrados 2.161 colores para las artes gráficas y otros más para el mundo de la moda y la decoración. Y cada uno tiene un código.

Decir que la bandera de Cartagena es de color carmesí es decir bien poco, puesto que hay decenas de banderas con un color carmesí distinto al nuestro. El color Cartagena se normalizó como Pantone 202 C.

He tomado una foto a mi catálogo de colores Pantone para marcar el que nos ocupa: el color “rojo Cartagena”

Luego hay otros problemas añadidos como es que los colores en banderas, fotos, etc. van cambiando por el efecto del sol, el envejecimiento, la humedad… y lo que era un Cartagena se puede convertir en un morado o lila pálido. Pero, eso, como se dice habitualmente, es otra historia.  

Imitando a los maestros tras las elecciones municipales

A la hora de dibujar, siempre me gustó imitar a los maestros. Al menos, a los que yo consideraba maestros.

Cuando se celebraron las elecciones municipales, el 26 de mayo de 2019, ganó en Cartagena mi candidato favorito: Pepe López. O Superlópez, como le llamamos algunos paisanos. Aquello me dio la oportunidad de imitar a Jan y recrear a su famoso superhéroe.

No es un pájaro, no es un avión, es Superlópez.
Superlópez, volando sobre la cúpula del Ayuntamiento.

Seguir leyendo “Imitando a los maestros tras las elecciones municipales”

Cala del Reventón, de Cartagena

En las costas de Cartagenaque no de Murcia, porque la ciudad vecina no tiene mar cercano– está la Cala del Reventón.

Cae, desde la ciudad trimilenaria, en dirección este, hacia Cabo de Palos, un poco antes de llegar a la Cala del Muerto, nombre que parece sacado de una novela de Robert Louis Stevenson.

Cala del Reventón, tal y como la muestra Google Maps

Seguir leyendo “Cala del Reventón, de Cartagena”

Apeadero de Barrio de Peral

El apeadero de Barrio de Peral

No era una estación; era, como su nombre indica, un apeadero. Un lugar para bajarse del tren antes de llegar a Cartagena o para tomarlo, al poco de haber salido de la ciudad trimilenaria.

Es un lugar al que le tengo especial cariño. Mi calle daba por un extremo a él y allí, en la plaza que había a sus espaldas, he jugado mucho al fútbol.

También allí me fastidié el menisco, pero pelillos a la mar.

Inauguración del apeadero

Seguir leyendo “Apeadero de Barrio de Peral”

En el día de hoy

En el día de hoy, 29 de Marzo, pero de hace 79 años, entraron las tropas fascistas en Cartagena.

Entrada de las tropas franquistas en Cartagena

“En el día de hoy” ultimo parte de guerra

Y dos días después, el famoso último parte de guerra de fecha 1 de Abril de 1939, decía: “En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”.

Esos últimos objetivos militares fueron, precisamente, Cartagena y Alicante, que se mantuvieron fieles a la República hasta el último día.

INLACASA

Inlacasa

¿Qué era INLACASA? Pues el acrónimo de INdustrias cteas de CArtagena SA

Desapareció, lamentablemente, hace tiempo. Sus instalaciones estaban a la salida de Los Barreros en dirección a La Palma.

Instalaciones de INLACASA

Seguir leyendo “INLACASA”

¿Barrio de Peral o Los Molinos?

Barrio de Peral o Los Molinos

Siempre ha habido, desde que me reconozco, esa pequeña, pequeñísima discusión en cuanto a cómo llamar al Barrio de Peral, que es su nombre oficial.  Ya que muchas veces se dice, yo también lo hago y soy de allí, Los Molinos.

Alguna explicación ha de haber a eso. Y la hay, claro. Aquí está:

“A principios del siglo XIX en este paraje nació y creció la aldea de “Los Molinos de Ribera”, apellido del molinero, denominada popularmente “Los Molinos”.

El día 21 de Diciembre de 1.889 el Ayuntamiento de Cartagena adjudicó a este núcleo urbano el nombre de “Barrio de Peral” en homenaje a nuestro ilustre paisano Isaac Peral y Caballero, inventor del Submarino.”

Seguir leyendo “¿Barrio de Peral o Los Molinos?”

Juego de Tronos: Pepe López Targaryen

Esta historia, cuyo parecido con una serie de televisión no es pura coincidencia, sino que es a cosica hecha (o a casico hecho) se desarrolla en un mundo medio ficticio de carácter medieval donde hay varios reinos. También aquí hay varias líneas argumentales: la guerra política por el control de Levante (una provincia perdida años atrás) entre varias familias nobles (o innobles) que aspiran al Trono de Crespillo, mucho más apetecible que el de Hierro, mirusté.

El trono de crespillo

Seguir leyendo “Juego de Tronos: Pepe López Targaryen”

El día de la sed de Cartagena

El día de la sed

Estudiábamos en el colegio, al menos cuando yo era niño, ahora no lo sé, que hay una España húmeda y una España seca. Y yo vivo en Cartagena, que está en la seca. Quizás en la zona más seca de la seca, ya que el sureste español está en proceso de desertización y la aridez es tremenda.

Vamos que nos morimos de sed, metafóricamente. Desde siempre.

El día de la sed

En 1931, el día 1 de septiembre (hoy se cumplen 86 años) tuvo lugar en Cartagena “El Día de la Sed”, y aquel día los cartageneros de la ciudad y de su campo se echaron a la calle para pedir AGUA.

Seguir leyendo “El día de la sed de Cartagena”