El pecado original del Efesé

Como ya dije hace unos días en Twitter, el F.C. Cartagena de este año me recuerda mucho a Juego de Tronos: no se sabe nunca quién tiene el poder y de vez en cuando rueda alguna cabeza.

La llegada de los nuevos dueños ha hecho del Efesé un club muy serio. Tan serio que ya no reímos nunca nadie. Ni reímos ni sonreímos, vamos.

¿Quién manda aquí? Que si Martínez, que si Marco, que si Amedio, que si Ribas, que si Sofinvest, que si Golpe y, por supuesto… que si es Manzano, el omnipresente Manzano. Que es como Dios, está en todas partes y nadie puede verlo.

El fruto del bien y del mal.
El pecado original del Efesé Cartagena.

 

Un cartagenero en la corte de @eljueves

Mi hijo no nació con la revista El Jueves bajo el brazo, pero casi. Y si no ocurrió fue por culpa de ellos, de El Jueves, porque nació unos meses después de mi primogénito, “Jate”.

@jateshow con @eljueves
Jate le tenía querencia a El Jueves desde pequeñito.

En mi casa siempre estuvo El Jueves, así como El Papus, Barrabás, Por Favor, Hermano Lobo… y antes fue La Codorniz, coexistiendo pacíficamente con Pulgarcito, Gran Pulgarcito, Mortadelo, Din Dan, DDT y otros de la familia catalana Bruguera. A esa convivencia se sumaban los de la escuela valenciana, y así pululaban por allí el TBO, Jaimito, Pumby, El Cachorro, Pantera Negra primero y Pequeño Pantera Negra después.  Y además de El Cosaco Verde, El Teniente Negro, Tamar, Olimán, El Coloso, y muchos más, destacaban El Jabato y, por encima de todos, El Capitán Trueno. Un superhéroe sin superpoderes, pero con el poder de haber llegado a la actualidad, manteniéndose amorosamente encuadernado en mi biblioteca. Allí está entre Mortadelo, Astérix, El pequeño Spirou, otros y… El Jueves.

Revuelto entre tebeos y cómics desde siempre.
Revuelto entre tebeos y cómics desde siempre.

Seguir leyendo “Un cartagenero en la corte de @eljueves”