Púa arriba, canto ensima

Algunas entradas me da entre pereza y tristeza hacerlas, como esta. Y es que no sé si a alguien le interesa de verdad saber qué significa una expresión como “¡Púa arriba, canto ensima!”

Intentaré explicarme mejor. Sí que hay todavía cartageneros a los que les interesa el habla peculiar de su tierra, pero son -somos- cada vez menos y, además, como ya no estamos en vías de hacer la primera comunión, los que utilizamos estas benditas/malvadas redes sociales, aún menos todavía. Estas autopistas digitales, como se les llama de forma bastante cursi, las transitan sobre todo jóvenes que, cautivos de la globalización, el habla vintage de los icues se la trae al pairo.

Un mal trago

Me da pereza escribir o dibujar cosas sobre esto porque tengo la misma esperanza de que lleguen a un destinatario interesado que tendría, supongo, un náufrago lanzando al mar mensajes en botellas desde su isla solitaria.

Pero como me gusta dibujar y además estoy encerrado, o confinado, o secuestrado, o enclaustrado… me pongo a ello.

En el juego de la trompa (peonza, en román paladino) se aplastaba con una piedra bien gorda aquella trompa que quedaba con la púa apuntando al cielo. Era el máximo castigo, algo así como un penalti en el fútbol; y lo mismo que en el balompié el resultado de la pena máxima suele ser el gol, en la trompa, el resultado más frecuente era que saltara hecha añicos. Pocas resultaban indemnes.

Ah, por supuesto, el golpe de gracia se hacía al grito de guerra de “¡Púa arriba, canto ensima!”

Una trompa con su piola

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .