El Barrio

Casi nadie la conoce ya por “el Barrio”, salvo los muy mayores o muy castizos. Hablo de la calle del Carmen, claro.

Allá por el siglo XV ni siquiera estaba dentro de la ciudad, quedaba fuera de la muralla, y aquello era el arrabal de San Roque, por una ermita existente dedicada a este santo.

Aquella muralla se comunicaba con el arrabal por una puerta que se encontraba por la calle Santa Florentina, aproximadamente enfrente del actual Icue y que se llamaba Puerta de Murcia porque siguiendo el trazado de aquella vía hoy llamada calle del Carmen, Plaza de España, Alameda, etc. se establecía la comunicación con Murcia. La muralla se amplió y el arrabal de San Roque quedó entonces intramuros. La Puerta de Murcia se derribó y se construyeron otras puertas en la nueva muralla, al final de la calle del Carmen (todavía inexistente con ese nombre) y que entonces se llamaron de Puertas de Madrid.

Sigue leyendo