Amanece, que es bastante

Nací en plena canícula y justo al mediodía. Creo que aquella fue la primera bofetada que recibí en mi vida; el caso es que le huyo al sol y al calor y les temo más que a una vara verde. Quizás por eso las horas centrales del día son las peores para mí y prefiero, con diferencia, el amanecer y el anochecer.

amanecer-del-mar-mayor

Amanece sobre el Mediterráneo
Sigue leyendo